¿cuándo empieza la rehabilitación de los meniscos?

Las lesiones meniscales requieren un manejo interdisciplinario para su recuperación. En un inicio, el reposo es indispensable para favorecer la desinflamación, el tratamiento con fármacos se recomienda para aliviar el dolor, y en algunos casos se recomienda la cirugía meniscal para la reparación de los tejidos.

En todo caso, la rehabilitación con ejercicios de fisioterapia es clave para mejorar el rango de movimiento, fortalecer la musculatura y aliviar el dolor.

Hoy en el blog de Movim te contaremos la importancia de la rehabilitación en una lesión de meniscos, el proceso de mejora y el tipo de vendajes activos recomendados para acelerar la recuperación. ¡Comencemos! 

 

 

 ¿Cuándo empieza la rehabilitación?

La rehabilitación puede comenzar desde el lugar del accidente, así como en las primeras etapas de una patología en la rodilla.

Después de una intervención quirúrgica, la rehabilitación puede comenzar de forma inmediata o temprana para ayudar al proceso de recuperación.

objetivos de la rehabilitación de meniscos

Objetivos de la rehabilitación

  • Tener autonomía de movimiento
  • Vivir sin dolor
  • Mantener buenos hábitos posturales
  • Recuperar el rango de movimiento
  • Recuperar el nivel de actividad física, deportiva o laboral previo a la lesión
  • Realizar las actividades cotidianas sin dolor
  • Fortalecer la musculatura y las articulaciones adyacentes 

Fases de la rehabilitación

Inmovilización o reposo

La primera etapa comienza el día después de la cirugía. En esta fase es importante proteger la sutura, controlar el dolor y ayudar a que los tejidos se desinflamen. Además, se debe comenzar con la activación de la musculatura para que el paciente pueda volver a caminar.

Fases de la rehabilitación de meniscos


El uso de un soporte activo es indispensable para dar el soporte y compresión adecuados, así como estabilizar la rodilla durante el periodo de recuperación.

En general, el uso de rodilleras ayuda a activar los músculos de las piernas y mejorar la coordinación al aplicar un poco de presión para mejorar la percepción del movimiento. Además, reduce la inflamación, ayuda a aliviar el dolor y permite practicar la fisioterapia para acelerar la recuperación y fortalecimiento de la musculatura. 

Periodo de readaptación

Esta etapa dura alrededor de ocho semanas. En general, se recomiendan ejercicios sin carga para proteger las suturas y permitir la cicatrización.Es la etapa más importante de la rehabilitación después de una cirugía, ya que se debe dar prioridad a la cicatrización del tejido y a la estabilidad de la rodilla.

El uso de un vendaje activo ayuda a restaurar la función muscular al dar estabilidad a la rodilla y permitir un rango de movimientos mayor.

Periodo de recuperación

En la etapa de recuperación comienza a mejorar la propiocepción, la coordinación neuromuscular y el rango de movimiento de la articulación, además del fortalecimiento de la musculatura para evitar que se vuelva a presentar una nueva lesión, o bien, que el daño en los meniscos se agrave.

El uso de una rodillera ortopédica como Bort ActiveMed ayuda a aliviar el dolor y reducir la inflamación de la rodilla, además de dar soporte durante la práctica de actividades físicas para prevenir otra lesión.

Ejercicios de rehabilitación recomendados

  • Movilización activa de los dedos del pie, tobillo y cadera con posiciones cómodas de la rodilla.
  • Elevaciones suaves y controladas de la pierna afectada.
  • Ejercicios isométricos de cuádriceps con el uso de un foam roller debajo de la rodilla: apretar hacia abajo el foam roller al mismo tiempo que se estira la pierna.
  • Flexo extensiones de la rodilla.
  • Movilización de la pierna con el uso de una fitball: se hace rodar la pelota llevando los talones al glúteo sin elevar la cadera.
  • Puente de glúteos sobre fitball para no añadir carga a la rodilla.
ejercicios de rehabilitación recomendados para meniscos
  • Abducción de las piernas con una pelota entre las rodillas.
  • Sentadillas con fitball en la pared con contacto en la espalda para no añadir carga a la rodilla afectada.
  • Ejercicios con loopband elástica para el fortalecimiento muscular de glúteos, cuádriceps e isquiotibiales para agregar carga de forma progresiva en la rodilla afectada.

¡Mantente en movimiento con los soportes activos de Movim!

El uso de una rodillera ortopédica restringe el movimiento justo después de una cirugía de reparación meniscal. De este modo, protege a los tejidos durante el periodo de recuperación.

Además, durante la práctica de ejercicios, la rodillera brinda el soporte necesario para aliviar el dolor, mejorar la función sensoriomotora, reducir la inflamación y acelerar el proceso de recuperación.

En la tienda en línea de Movim encontrarás los soportes activos de marcas como Bauerfeind y BORT para que te recuperes de tu lesión de rodilla.

También contamos con accesorios como foam rollers, ligas de resistencia, pelotas para ejercicio, pistolas de masaje, entre otros productos ortopédicos que te ayudarán a fortalecer tu musculatura, reintegrarte a tus actividades favoritas y tener una vida sin dolor. 

Adquiere lo mejor en ortopedia en Movim. Compra en unos cuantos clics o en tu punto de venta más cercano, contamos con asesoría en línea y en nuestras tiendas físicas de este y otros productos ortopédicos y deportivos, como corrector de espaldabandas de resistencia y mucho más.

 

 

 

 

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados