Qué es la gonartrosis

La gonartrosis es una afección que puede llegar a sorprendernos en algún momento de nuestra vida. El recubrimiento natural que protege los huesos de nuestras rodillas, conocido como cartílago, se va desgastando de manera progresiva, con lo cual comienzan a aparecer dolores debido a la fricción cada vez más directa de los huesos, hasta llegar a un punto en que la movilidad se ve sumamente limitada o restringida.

Sin embargo, existen diversos factores por los cuales la gonartrosis afecta a las personas de maneras distintas. Entre dichos factores, se encuentra la edad del paciente y el nivel o grado de avance del padecimiento. Por ello, en este nuevo artículo del blog de Movim, te compartiremos algunos consejos de cuidado si sufres gonartrosis.

Realizar un autotest

La gonartrosis no tiene por qué ser un impedimento para llevar una vida activa y libre de analgésicos, pautas terapéuticas o cirugías. Sin embargo, si comienzas a sufrir más dolores de rodilla de lo que puedes considerar como “normal”, te recomendamos realizarte un autotest para saber si estás sufriendo esta enfermedad. Mientras más pronto comiences con el tratamiento adecuado para la gonartrosis, más lento será su avance.

Además, es fundamental complementar el autotest con una visita a un médico especialista, ya que solo de esta forma se puede confirmar o descartar cualquier posibilidad de padecer gonartrosis. Con un diagnóstico preciso y realizado a tiempo, podrás iniciar el tratamiento que realmente necesitas para contrarrestar el avance de la enfermedad.

Edad como factor de la enfermedad

Con el paso de los años, las probabilidades de desarrollar gonartrosis en las rodillas también se vuelven mayores. Este padecimiento es más frecuente a partir de los 60 años, y aparece de forma más recurrente en mujeres que en hombres.

En general, los síntomas de la gonartrosis no suelen aparecer de manera repentina: se desarrollan poco a poco y van empeorando con el paso del tiempo. Es importante identificar los síntomas e ir registrando las actividades con las que se presentan y con qué intensidad; para esto, te recomendamos ir tomando nota de cuándo ocurren.

Tratamientos para la gonartrosis

Grados de gonartrosis

El autotest y el diagnóstico de un médico especialista son los dos elementos que te darán la certeza sobre el grado de avance de la gonartrosis en tus rodillas. Por lo general, la gonartrosis alcanza cuatro niveles de gravedad, siempre a partir de un daño producto del desgaste en el cartílago de las rodillas.

Gonartrosis grado 1

El dolor solo aparece al sobrecargar la rodilla, pero la superficie del cartílago aún no está dañada. Si no hay deformidad en las piernas, el consejo es utilizar rodilleras como la GenuTrain A3, la cual ayuda a estabilizar y descargar la rodilla afectada. Esta rodillera ha sido diseñada para aliviar el dolor relacionado con la artritis y retrasar el avance de la enfermedad tanto tiempo como sea posible.

Consejos para la gonartrosis

Gonartrosis grados 2 y 3

En el grado 2 de la enfermedad, los dolores pueden aparecer al estar con las piernas en movimiento, pues el daño del cartílago y la reducción del espacio articular ya son considerables. Cuando la enfermedad ya ha progresado a grado 3, el dolor puede aparecer incluso al estar en reposo. El cartílago empieza a sufrir fracturas profundas y las articulaciones comienzan a sufrir inflamación.

Si has llegado a estos grados de la enfermedad, es aconsejable recurrir a soluciones como la rodillera GenuTrain OA. Este producto ortopédico ayuda a descargar y estabilizar de manera las zonas donde se presenta dolor, específicamente en el lado interno y externo de la rodilla.

Grados de la gonartrosis

Gonartrosis grado 3

En este nivel de la enfermedad, la superficie del cartílago de la rodilla presenta un deterioro tan alto que la movilidad se reduce de manera considerable. Como consecuencia, debido al gran aumento de la presión sobre los huesos adyacentes, comienza la aparición de protuberancias marginales en el hueso, conocidas como osteofitos. Al haber alcanzado el cartílago tal nivel de degradación, los huesos hacen contacto prácticamente sin protección.

El consejo en estos casos es utilizar productos ortopédicos como la rodillera SecuTec OA, desarrollada especialmente para pacientes con gonartrosis de moderada a grave. Al emplear esta ortesis, el dolor no solo se reduce de manera eficaz, sino que también brinda a la rodilla la seguridad que requiere para realizar movimientos curativos.

Alimentación sana y actividad física

Aunque los consejos sobre alimentarse sanamente y realizar actividad física pueden parecer muy obvios, para las personas con gonartrosis son fundamentales, sin importar la edad o el grado en que se encuentre el padecimiento. Esto se debe a que otras enfermedades, como la diabetes, también pueden detonar el deterioro del cartílago de las articulaciones.

Además, si ya es inevitable el uso de productos ortopédicos, es importante conocer bien tu estado físico, el nivel de gonartrosis que se te ha diagnosticado y si tienes alguna posible deformidad en las piernas. De esta manera, podrás elegir el producto adecuado para tu rodilla. Debemos recordar que no existe un remedio universal para la gonartrosis.

Movim tiene la solución para tu rodilla

En Movim encontrarás la rodillera específica que necesitas para mejorar el rango de movimientos y tu calidad de vida. Navega por nuestra página web para encontrar los productos ortopédicos que tenemos para ti, como: tobilleras elásticas, rodilleras deportivas, plantillas ortopédicas y más. Si requieres más información, escríbenos a través del chat en línea. Nuestros asesores están listos para atenderte.

Rodillas

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados