Tratamiento del ligamento cruzado anterior

La articulación de la rodilla tiene dos ligamentos cruzados, el ligamento cruzado anterior y el posterior. La función de estos ligamentos es conectar al hueso del muslo con el de la tibia o espinilla; es decir, conecta la tibia con el fémur.

Lamentablemente, una caída, un accidente o un movimiento mal realizado pueden causar desgarros parciales o totales. A continuación, en el blog de Movim te contaremos en qué consiste el tratamiento para una lesión en el ligamento cruzado anterior.

Causas de lesiones en el ligamento cruzado anterior

Las lesiones más comunes en el ligamento cruzado anterior son roturas y desgarros. Los accidentes de tráfico y las lesiones son las causas más frecuentes; por ejemplo, al detenerse de forma abrupta al ir caminando o corriendo con las rodillas dobladas y las piernas en una posición ligeramente doblada y una rotación simultánea hacia afuera. Esto se conoce como tensión en valgo.

Síntomas de desgarro de ligamento cruzado anterior

Un desgarro en el ligamento cruzado anterior suele causar mucho dolor, inflamación e inestabilidad en la rodilla. Al momento de la lesión se puede escuchar un crujido cuando se rompa el ligamento.

Posteriormente, puede sentirse un dolor muy intenso, acompañado de inflamación e inestabilidad funcional de la rodilla. Incluso, es común que la rodilla esté inestable y se doble hacia un lado al intentar caminar. En los casos más graves, podría sentir mucho dolor al estirar o doblar la pierna.

Unas horas después de la lesión, el dolor puede disiparse un poco, pero se intensifica otra vez al hacer presión sobre la rodilla. Además del dolor, puede formarse un hematoma y liberarse un poco de sangre internamente.

 

 

¡SUSCRÍBETE DANDO CLIC AQUÍ Y RECIBE TU INCREÍBLE DESCUENTO!

 

Diagnóstico de desgarro de ligamento cruzado anterior

Ante estos síntomas, lo más recomendable es acudir con un médico (especialista en traumatología y ortopedia) para que realice un diagnóstico con base en los síntomas, los signos y algunos exámenes físicos.

Causas de lesiones en ligamento cruzado anterior

En caso de sospecha de un desgarro de ligamento cruzado anterior, el médico podría realizar la prueba del cajón, en la que tira de la tibia hacia adelante como si fuera un cajón hasta cierto punto, con la articulación de la rodilla doblada.

Tratamientos

Una vez que el médico ha confirmado su diagnóstico, el siguiente paso es elegir el tratamiento más adecuado para estabilizar la articulación, aliviar el dolor de rodilla y recuperar la funcionalidad y rendimiento del paciente, especialmente si es deportista.

La elección del tratamiento depende de la gravedad de la lesión, así como de su nivel de actividad. Además, el especialista analizará si hay otras lesiones en la rodilla que se deban tratar.

En primera, en caso de sospecha de desgarro de un ligamento cruzado anterior, es importante elevar la pierna, aplicar hielo y un vendaje compresivo mientras el paciente recibe atención médica.

En muchos casos, el tratamiento de esta lesión puede ser, en una primera fase, a base de medicamentos para desinflamar y calmar el dolor, en una segunda fase, se buscará recuperar el movimiento de la articulación mediante el fortalecimiento de los músculos involucrados en la misma, y para eso lo mejor será ejercicios específicos y sesiones de fisioterapia para la rehabilitación muscular. Sin embargo el dolor, la debilidad muscular y la inseguridad que el paciente puede tener, hacen indispensable el uso de soportes ortopédicos, rodilleras u órtesis, pues estos, cuando cuentan con la tecnología adecuada, mejoran la propiocepción del paciente, logrando acelerar el proceso de recuperación pues el paciente es capaz de apegarse mejor a su tratamiento médico al ayudar a su articulación y músculos durante todo el tiempo que no está recibiendo la ayuda de las sesiones de fisioterapia, es decir, mientras una sesión de fisioterapia dura en promedio 1 hr. El resto de las horas del día el músculo y articulación afectadas no reciben más ayuda, es ahí, en dónde las órtesis dan el mayor beneficio.

En casos graves de desgarro de ligamento cruzado anterior, así como en atletas y deportistas lesionados, se puede recomendar una cirugía en un plazo de entre cuatro y seis semanas después de la lesión.

Síntomas del desgarro de ligamento cruzado anterior

Durante la cirugía se sustituye el ligamento cruzado lesionado por una parte de tejido propio, ya sea proveniente del tendón rotuliano, de los isquiotibiales o bien, por un implante. En el 60% de los desgarros de ligamento cruzado el menisco también se ve afectado y durante la reconstrucción quirúrgica del ligamento también se sutura el menisco.

Recuperación después de la cirugía

Tras una cirugía de reparación quirúrgica de ligamentos cruzados, se requiere fisioterapia y ejercicios terapéuticos específicos para fortalecer los músculos y recuperar el movimiento. La carga de peso sobre la rodilla afectada debe ser limitada durante un plazo de entre 6 y 12 semanas tras la intervención.

Durante la recuperación, el uso de rodilleras especiales es clave para estabilizar la articulación, dar soporte y aliviar el dolor, pero siempre deben ser usadas con el propósito de mejorar la propiocepción y acelerar el fortalecimiento muscular (con ejercicios y fisioterapia) para lograr más pronto la completa recuperación.

Dentro de estas, destaca SecuTec Genu, una rodillera mecánica de estructura dura pero ligera y resistente (aleaciones de titanio, aluminio y polímeros), unilateral (personalizable para pierna derecha o izquierda), que estabiliza la articulación de la rodilla. Cuenta con un acolchado para dar confort y aliviar el dolor, permitiendo al paciente recuperar su movilidad de forma segura y retomar sus actividades cotidianas.

Recuperación del desgarro de ligamento cruzado anterior

Por su parte, SofTec Genu es una rodillera estabilizadora que se adapta a los requerimientos de movilidad de deportistas en recuperación. Su diseño da confort, ayuda a aliviar el dolor y a retomar la actividad deportiva rápidamente.

Otra alternativa lo es la rodillera mecánica graduada ROM, que al igual que las anteriores rodilleras, estabiliza la rodilla protegiendo a los ligamentos cruzados (tanto anterior como posterior), sin embargo esta rodillera es bilateral, es decir que no viene diseñada para pierna derecha o izquierda pero que permite el moldeo de sus flejes laterales para personalizar el contorno de la pierna deseada.

Encuentra la rodillera que necesitas en Movim

En la tienda ortopédica en línea de Movim encontrarás una gran variedad de rodilleras para lesiones de ligamentos, inestabilidad de rodilla, artrosis y otras condiciones que limitan tu movimiento y afectan tu calidad de vida. Además, contamos con una gran variedad de productos que van desde las rodilleras hasta un corrector de espaldaférula para muñeca, mangas de compresión y mucho más.

Navega por nuestra página web, adquiere la rodillera que necesitas con unos cuantos clics, y si tienes dudas, escríbenos a través del chat en línea donde te guiaremos a través de tu proceso de compra.

Lesiones

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados